//
estás leyendo...
Derechos Humanos, Religiones y cultos

Las perlas homófobas del obispo de Alcalá de Henares


El obispo Juan Antonio Reig, ayer, durante la misa del viernes santo.

El obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig, nos deleitó ayer con nuevas perlas para añadir a un palmarés largo y plagado de afirmaciones homófobas, machistas y muy poco respetuosas con la libertad sexual. ¿Un ejemplo? Su guía para curar la homosexualidad. “Es posible la esperanza”, es el lema. Ahí es nada.

A lo largo del día he redactado hasta tres noticias relacionadas con el tema. La primera, con las declaraciones que hizo ayer durante la misa del viernes santo. La segunda, con el currículum, nada desdeñable de este alto jerarca de la Iglesia católica. Y una tercera con las reacciones, de lógica indignación, por parte de asociaciones de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, así como de algunas formaciones políticas. Aquí están:

– La Iglesia carga contra los homosexuales y el aborto en TVE

– El obispo de la bandera franquista y el manual para curar gays

– Las asociaciones de homosexuales acusan a Reig de “azuzar la homofobia”

Lo peor de todo no son las declaraciones, más propias de la Edad Media que de la actual, sino el hecho de que lo haya hecho en la televisión pública. TVE no ha tenido la culpa de que el obispo, durante la transmisión en directo de la misa, haya hecho un discurso tan retrógrado, pero quizás sí deberíamos cuestionarnos hasta qué punto tenemos que dejar que se repitan este tipo de situaciones.

Las palabras del obispo son una clara incitación a la discriminación. El hecho de usar una plataforma que, por ser pública, tiene que ser de todos y, por tanto, respetuosa con todos, es una acción muy poco honesta. Como si los homosexuales, bisexuales y transexuales no lo pasaran suficientemente mal con la presión social que sufren día a día…

El joven de la foto de la izquierda es Daniel Zamudio, chileno, homosexual. Murió hace semana y media en el hospital, después de que un grupo de neonazis le diera una brutal paliza. Este ataque homófobo ha levantado una ola de indignación en Chile. “No más odio, no más discriminación”, es la frase más repetida.

La presidenta de la Federación Española de LGTB ha calificado las palabras de Reig de “peligrosas”, porque “azuzan la homofobia”. El grito chileno es en realidad el grito de todos. “No más odio, no más discriminación”. Que cada uno se preocupe de con quién comparte almohada y deje en paz a los demás.

La pregunta: ¿Debería una televisión pública retransmitir un acto religioso —más aún con doctrinas con un grave contenido discriminatorio— en un Estado aconfesional?

Para terminar, recomiendo el artículo visceral y a la vez cargado de razones de Shangay Lili, veterano activista LGTB, en Público.es

Anuncios

Acerca de Eduardo Muriel

Periodista y comunicador social. Actualmente vivo en Barcelona y desde allí colaboro con La Marea y escribo una columna en El Correo Extremadura

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: